Conociendo a la persona Aries

Dado que es un signo de fuego, la fuerza personal y el sentimiento prevalecen tanto sobre la mente como sobre la materia, pues necesita constantemente una causa que le permita enfocar o llevar a cabo sus actos.

La vida, para ellos, son puros propósitos de existencia, por lo cual, no es muy difícil imaginar que éste se precipite a una causa sin haber llegado a asimilar el significado de ésta.

No persigue en sí unos ideales, ni que los demás le aplaudan, pues su propia naturaleza misma le impulsa a manifestar su esencia personal cueste lo que cueste, haciéndolo siempre con gran esfuerzo.

Es apasionado, un trabajador eficaz y responsable, aunque muchas veces actuará sin pensar muy bien en los motivos fundamentales, o en lo que pasará después de, propiamente, actuar.

Muy sentimentales y tremendamente románticos, las relaciones amorosas con los Aries marcará una clara presencia sentimental, y una pasión que aflorarán cada día la calidez de una relación apasionada.

Tímidos a veces, se caracterizarán también en sus primeros años de juventud por enfadarse por cosas sin importancia, que, luego, con el paso de los años y una madurez mayor, verán como “nimiedades” propias de la edad.

Desean la fuerza y la lucha, y viven cada día de forma intensa, como si fuera el último de su existencia.

aries.jpg

Esoterismos.com

Newsletter