El Feng Shui y la suerte, (Part. III).

Este articulo es continuación de: “El Feng Shui y la suerte”.

La Rana de Jade:

Este animalito es una de las criaturas místicas que se relaciona con la luna llena, y cuando se encuentran en las cercanías de los hogares, pronostican muy buenos augurios, por ello se colocan entre las macetas de las plantas, orientándolas hacia las puertas.

Se relacionan con la prosperidad económica, por que se dice que el canto de las ranas produce crecimiento en la naturaleza, por ello se busca a través de su presencia en el hogar un crecimiento prospero a nivel material.

Las ranas pueden tener 3 o 5 patas, representando esta característica en la antigua china, la condición para la buena fortuna, colocándose en los altares de los hogares, a lado de las divinidades veneradas.

Otra de las características es que sostengan en sus bocas monedas chinas, así como un pedestal de lingotes de oro, que se asemejan a gorros dorados, ya que esta la forma que le daban los chinos a los lingotes de este metal precioso.

Con estos agregados se busca la potenciación de la atracción del bienestar económico, y sus imágenes se debe colocar en las áreas que el Feng Shui determina para el dinero o la riqueza, dentro del hogar.

Pero en los hogares chinos suelen dejarse en los rincones o diagonales de los cuartos, para armonizar las energías o para la atracción del buen Chi, ya que en el Feng Shui se establece que las malas energías o Sha Chi, se condensan o instalan en los rincones, por lo tanto se les presta atención especial, a la movilización de las mismas con distintos elementos, siendo las Ranas muy utilizadas para este fin.

Son activadoras, su energía es del tipo Yang.

Image; flickr

Esoterismos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos