La influencia de los elementos sobre los Serpiente

Según el horóscopo chino, los nacidos bajo la Serpiente son enigmáticos, seductores natos, elegantes y se presenten ante los demás con gran confianza en si mismos. Por otra parte, según el elemento bajo el cual hayan nacido se verán influenciados y estas características pueden verse suavizadas o exaltadas.

Serpiente

– Serpiente de Metal (1941, 2001):

El elemento Metal proporciona a las Serpientes la dureza necesaria para ser aún más valientes y decididas. Y es que nada parece acobardarles. Además, no tienen ningún problema en colaborar y trabajar como el que más para conseguir un fin. Con una intuición muy desarrollada, (casi paranormal), saben donde pisan y lo que encontrarán tras la siguiente esquina. Ahora bien, si fallan les cuesta mucho aceptarlo pero no por ello se hunden, sino que lo intentan de nuevo hasta que lo logran.

– Serpiente de Agua (1953, 2013):

La sensibilidad que le otorga el agua convierte a la ya misteriosa e intuitiva Serpiente en un ser fuera de lo común. Buena persona, mejor amiga, excelente trabajadora, la carismática y creativa Serpiente cuidan mucho de todos los que se encuentran a su alrededor y saben cómo llegar al éxito en su profesión. Puede que en el amor no les vaya tan bien pues es difícil estar a la altura y entregar tanto afecto y dedicación como hace ella. Por otra parte, si le hacen daño es capaz de esperar cuánto haga falta para responder adecuadamente.

– Serpiente de Madera (1905, 1965, 2025):

El elemento Madera estimula su creatividad y sus ansias de saber. Además, les encantan el glamour y la belleza. Este tipo de Serpiente posee un don especial para convencer a las masas con su elocuencia y tiene una capacidad de comprensión que no se limita a lo que ya ha pasado, sino que es capaz de predecir lo que vendrá, lo cual será muy admirado por los demás. Ahora bien, en sus relaciones personales encuentran ciertas dificultades pues todo les parece poco. Han de aprender a adaptarse a la realidad si quieren establecer un hogar estable y próspero.

– Serpiente de Fuego (1917, 1977):

El elemento Fuego exalta de manera impresionante el ya inmenso carisma del sujeto Serpiente, dando lugar a sujetos que brillan con luz propia y que pueden llegar a ser ídolos de masas. Ahora bien, la brillante fachada esconde una gran desconfianza natural y un ojo crítico que escudriña cada detalle y no transige fácilmente. Así, por ejemplo, en el amor son seres celosos y egocéntricos a los que les resulta difícil controlar sus impulsos.

– Serpiente de Tierra (1929, 1989):

La Tierra apacigua a la Serpiente, la ayuda a ponerse al nivel de los demás e interrelacionarse, incluso a controlar sus impulsos más viscerales. Más consciente de su realidad, trabajará centrada en el éxito de sus objetivos, lo cual tienen muchísimas posibilidades de conseguir. Magnéticos por naturaleza, atraerán a aquellos que se pongan en su punto de mira aunque sabrán avanzar prudentemente hacia realización del amor verdadero.

Esoterismos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos