-    Escrito por gon

Los angeles Ylahiah, Sealiah y Ariel

Si has nacido entre el 23 de octubre y el 7 de noviembre tu ángel de la guarda será Ylahiah, Sealiah o Ariel. Cada uno aporta algo distinto, pero recuerda que todos ellos están cerca de ti por si necesitas lo que pueden ofrecer.

El rostro de un angel

– Ylahiah protege de manera especial a los que han nacido entre el 23 y el 28 de octubre. Perteneciente al Coro de las Virtudes, este ángel tiene como colores asociados el naranja y el rojo, como piedra relacionada al rojo rubí, y proporciona a sus protegidos la oportunidad de evolucionar en la vida por medio de la lucha contra la adversidad.

Los nacidos en estas fechas llegan al mundo con deudas pendientes que habrán de saldar y, por ello, cuentan con la fuerza y el empuje de Ylahiah. Ahora bien, el sujeto ha de ser consciente de que siempre ha de tener la justicia de guía o puede terminar dejándose arrastrar por ideales violentos. Es importante que controlen sus impulsos

– Sealiah rige a los nacidos entre el 29 de octubre y el 2 de noviembre, a los que otorga una voluntad fuerte e inalterable que les permite superar cualquier circunstancia u obstáculo. Perteneciente a la jerarquía de las Virtudes, este ángel está relacionado con el color dorado y su piedra es el eterno diamante.

Los que se encuentren bajo la influencia de Sealiah serán siempre capaces de avanzar, sea cual sea el escollo que se encuentre en el camino. También cuentan con una habilidad especial para hacer sentir mejor, incluso recuperarse de alguna enfermedad, a aquellos que se encuentran cerca de ellos.

– Ariel es el ángel que se encarga de los que celebran su cumpleaños entre el 3 y el 7 de noviembre, a los que proporciona la extraordinaria capacidad de ver más allá de lo que ven los demás, de tener a su alcance las respuestas más buscadas y de poseer una sabiduría que les hace destacar sobre los demás. Su color asociado es el color del sol, el dorado, y su piedra el valioso diamante.

Los nacidos bajo la guarda del ángel Ariel poseen una intuición especial y sus sueños contienen grandes realidades. Ahora bien, han de esforzarse por interpretar sus sueños para así poder hacer llegar a los demás los importantes mensajes que han de transmitir.