UP

-     Escrito por gon

Los temibles “familiares”

Los familiares de las brujas podían llegar a ser más temibles incluso que estas mismas, hay numerosos testimonios que demuestran su existencia y que dejan atónitos a cualquiera. Hoy en Esoterismos os hablamos del caso de Elizabeth Francis.

Según cuenta la tradición, y tenemos constancia gracias a muchas fuentes, las brujas eran con mucha frecuencia servidas por trasgos o diablos menores bajo la forma de pequeños animales (como hurones, gatos, perros, sapos o ratas, entre muchos otros) que eran denominados como “familiares”.

hechi.jpg

Por ejemplo, en uno de los primeros procesos que se llevó a cabo en Inglaterra por brujería, Elizabeth Francis, juzgada en el año 1566 en Chelmsford, llegó a confesar que el diablo le había dado un familiar con aspecto “de gato con manchas blancas llamado Satán”.

En este caso, se indicó en el proceso que, cada vez que Satán hacía algo para la acusada, “le pedía siempre una gota de sangre, que ella le daba haciéndose una punción”.

Obviamente, y tal y como puede llegar a sospecharse, la idea de que la “bruja” en sí alimentara al gato (su familiar) con su propia sangre era un elemento destacado en los procesos de brujería.

Y es que se creía que el punto del cuerpo de la bruja del que obtenía su sustento el “familiar” estaba señalado por una marcada protuberancia que era insensible: incluso podía ser aguijoneada durante el proceso en una de esas marcas sin sentir dolor alguno.

Esoterismos.com

Newsletter