Escrito por Tendenzias

Qué es la comunión | Historia y significado

Durante los meses de mayo y junio ya sabemos que se aproxima una de las celebraciones cristianas más emblemáticas del año: las comuniones. Por eso, en este artículo hemos querido hacer un resumen para que conozcas qué es la comunión, cuál es la historia de la comunión y su origen, así como el significado de la eucaristía de la comunión. Sigue leyendo para conocer todo lo que hay alrededor de la historia de esta celebración.

Qué es la comunión

La comunión es una eucaristía que se celebra entre los niños de la comunidad cristiana, con edades comprendidas entre los 7 años y los 12, aunque dependiendo del país y de la época en la que se realice este acto, pueden variar las edades, aunque lo normal es que siempre sea menor de edad. Sin embargo, también es muy habitual que algunos adultos realicen la comunión años después de pasar la adolescencia o que realicen un curso de preparación equivalente a la comunión, para poder casarse por la Iglesia.

En este sacramento de la comunión, lo que se celebra es que los niños se unen con Dios por primera vez, acercando su relación a través de tomar su cuerpo y su sangre, representada en la hostia consagrada y en el vino sacramental. Pero para poder realizar este acto, es necesario hacer sido bautizado y también haber sido absuelto de los pecados previamente confesados ante un sacerdote o cura.

Además, esta celebración se puede llevar a cabo de varias formas. Una de ellas es hacerlo de manera individual y otra hacerlo de manera colectiva, con otros niños de la misma edad aproximadamente, que también han recibido la preparación a la comunión con nosotros, es decir, que han realizado la catequesis juntos y después todos celebran también la comunión el mismo día.

En cuanto a la eucaristía, suele comenzar con algunas lecturas del evangelio, por parte de los niños y el sacerdote, a continuación, explica su significado para intentar acercar más a los niños a su relación con Dios, partiendo de conocer la historia de Dios y sus creaciones, así como lo que significa que reciban su cuerpo y su sangre realizando el acto de comulgación.

Qué es la comunión | Historia

Para saber qué significa la comunión, primero tenemos que retroceder varios siglos atrás, hasta llegar a la última cena en la que Cristo convocó a todos los apóstoles para repartir entre ellos su cuerpo y su sangre. Más tarde, en el año 1215, se decidió en el Concilio de Letrán que aquellos niños menores de edad que estuvieses entre los doce y catorce años, si eran católicos y estaban bautizados, podrían realizar la comunión. Esto cambió con la llegada de la Edad Media en la que los niños no eran una parte importante de la sociedad y la comunión se dejó de lado hasta el siglo XX, cuando la comunión se volvió una de las celebraciones más importantes dentro de la comunidad cristiana.

Ahora mismo, la comunión tiene una gran importancia para los cristianos, junto con el acto del bautismo y el de la boda.

Qué es la comunión | Significado

Para los cristianos, realizar el acto de la comunión tiene un significado muy claro e importante. Simboliza el acercamiento a Dios y el comienzo de la relación entre la persona y él, pero también simboliza un acto de madurez y cambio en el niño y su papel en la sociedad cristiana o católica.

Como ya sabemos, la comunión es el segundo ritual que procede en la vida de una persona cristiana. El primero es el bautizo, que se realiza unos días o meses después del nacimiento del bebé, que le encauza hacia la comunidad cristiana y, como también se dice, si al niño le ocurriese algo, al no estar bautizado no se uniría con Dios en el cielo, sino que iría a parar al limbo. Por este motivo, el bautizo suele realizarse lo antes posible después del nacimiento del bebé.

El tercer acto en la vida de un cristiano, en el que se relaciona con Dios, es la confirmación, que se suele realizar durante la adolescencia de una persona y como explica el acto, es una confirmación de la relación con Dios. El cuarto acto sacramental en la vida de un cristiano, es la boda, en la que la persona se casa con otra persona frente a los ojos de Dios y con su permiso.  Por último, en el fin de nuestros días, es cuando nos unimos totalmente a Dios y nos reunimos con él en el reino de los cielos.

Para poder realizar esta comunión, es necesario cumplir unos requisitos previamente. Lo primero es, como ya hemos comentado antes, es estar bautizado. Si quieres hacer la comunión y no estás bautizado, puedes realizar un acto de bautizo en la Iglesia que te corresponda. Después, debes realizar un cursillo de preparación para la comunión, que es comúnmente conocido como la catequesis y que se suele hacer durante uno, dos o tres años (este requisito ha variado a lo largo del tiempo). En esta preparación, que nos otorga un sacerdote o una persona laica autorizada para ello, nos enseñan qué es el Espíritu Santo, la relación que debemos tener con Dios y los valores cristianos.

Otro de los requisitos que debemos cumplir, es lo que se conoce como acto de penitencia que comienza con la confesión de nuestros pecados ante un sacerdote. A continuación, el sacerdote nos otorga el perdón de Dios y nos explica qué penitencia debemos cumplir. Esto suele tratar de realizar unas oraciones y plegarias pidiendo perdón por nuestros pecados.

Por último, debemos realizar una solicitud de inscripción en la Iglesia que nos corresponda, para que ellos se encarguen del reto de los trámites y de organizar todo para que esté listo el día de la eucaristía de la comunión.

Además, en Esoterismos, tenemos este artículo sobre las mejores frases y oraciones para Semana Santa. Puedes leerlo haciendo clic aquí:

Esoterismos.com

Newsletter