-    Escrito por gon

Simbología, El murciélago para los Chinos.

En muchos países determinados animales tienen cierta simbología asociada a cosas como la buena suerte o la predicción del futuro. Recientemente vimos en Esoterismos qué significado tenían los escarabajos de la suerte, y en esta ocasión os explicamos cuál es la simbología del murciélago para los chinos.

simbologia-el-murcielago-para-chinos

Simbología, El murciélago para los Chinos

simbologia-murcielago-para-los-chinos

Los murciélagos  son considerados en China símbolo de felicidad o buenos augurios, su nombre significa felicidad o alas abrazadas.

Son expresados en el arte chino, donde los murciélagos aparecen en jarrones, pinturas y platos para atraer los buenos deseos.

Entre sus símbolos o modos de representarlos estarían:

  • “Xin Yu” que significa rata hada o rata duende
  • “Tin yu” que quiere decir rata celestial, en la India y en Egipto fueron sagrados
  • Además el  símbolo “Wu Fu” es un símbolo bastante popular del arte asiático: son 5 murciélagos que rodean el símbolo de la longevidad, demostrando su relación con la salud, la longevidad, el virtuosismo, la felicidad y la prosperidad.

En textos antiguos de la medicina tradicional china se afirma que “el polvo de murciélago viejo de color blanco” prolonga la vida humana y “cura la epilepsia infantil”.

Según la leyenda, los murciélagos eran ratones que habían comido sal, fríjoles o algún aceite. En una de las fábulas de Esopo se dice del murciélago que es un animal oportunista, puesto que en la lucha que entablaron los mamíferos y los pájaros adulaba siempre al bando vencedor, diciendo que era un mamífero o un pájaro según las circunstancias.

Cuando finalmente los mamíferos y los pájaros acordaron la paz, el murciélago fue despreciado por unos y otros. Desde entonces, este animal de alas membranosas no se atreve a mostrarse a la luz del día y espera el anochecer para salir de su escondrijo.

En España representan lo inverso ya que las supersticiones lo ubican como un mal presagio, ya que si entran en una casa, pueden acarrear desgracias a sus ocupantes, así como una superstición cuenta que si se lo estaquea en un madero, formando una cruz, y se le da un cigarrillo blasfema con voz humana, siendo origen de estas supersticiones la edad media en épocas de la inquisición, donde se los relacionaba con los ritos mágicos y las brujas, pero en épocas anteriores se los relacionaba con los dragones como sus antecesores, y eran apreciados como un buen símbolo.