Una Casa en nuestros sueños

Una casa representaba en la antigüedad todo un símbolo, ya que era considerada un templo en si misma y como tal según los libros sagrados nuestro propio cuerpo también lo es, por ello se le brinda una estrecha relación con nuestro ser, nuestra personalidad.

Así el frente de la misma o su fachada tiene relación con nuestro aspecto externo o como querríamos ser vistos y el interior por supuesto hace referencia a la vida intima o como somos en realidad.

Al encontrarnos ubicados en nuestro sueño dentro del comedor o la cocina, nos indica una relación con nuestra salud a nivel digestivo, posibles restricciones que debamos adoptar para evitar desordenes alimentarios, como la tendencia a la obesidad, así como algún desequilibrio ya instalado que debamos afrontar, también puede hacer referencia a una necesidad de placer, como de angustias guardadas que deseamos liberar.

Si nos visualizamos en el cuarto de baño, no solo deberemos evaluar nuestra condición física, sino también espiritual, por buscar una forma de limpieza o liberación.

El dormitorio es una lugar muy especifico y  muy común en nuestros sueños, manifestándonos deseos sexuales, que es la condición más definida en estos casos, así como la necesidad de hacer un alto en nuestra vida cotidiana o rutina, a modo de aviso que puede anteceder a un cuadro de estrés, más precisamente.

Encontrarnos en la parte superior si la casa tiene varios pisos, hace referencia a nuestra cabeza, la mente, deberemos evaluar nuestras decisiones tomadas o por tomar.

Al contrario los sótanos hacen referencia a nuestro conciencia, que puede estar atravesando por una etapa de reflexión, la cual nos preocupa y deberemos tomar cartas en el asunto. Continuará.

Image; flickr

Esoterismos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos