-    Escrito por gon

Viracocha, una leyenda Inca

Los Incas afirmaban que en un principio y antes de que este mundo fuera creado, hubo un ser llamado Viracocha, quien creo un mundo oscuro, sin sol, la luna ni estrellas.

Debido a esta creación se lo llamó Pachayachachi Viracocha, que significa “Creador de todas las cosas“, después de crear el mundo, formó una raza de gigantes con desproporcionada grandeza.

A continuación creó al hombre a su imagen como lo son ahora y vivían en la oscuridad, por ello Viracocha ordenó a estas personas que debían vivir sin pelear, así como servirlo a él, dándole un determinado precepto que tenían que respetar, sufriendo consecuencias si no lo hacían.

Este precepto fue respetado por los hombres durante algún tiempo, hasta que surgieron entre ellos los vicios del orgullo y la codicia, por lo tanto se transgredió el precepto de Viracocha Pachayachachi, quien se indignó y maldijo a los hombres.

Algunos fueron transformados en piedras y otros otras cosas, algunos fueron absorbidos por la tierra, otros por el mar y a su vez generó una inundación a la que se llamó Pachacuti, que significa “agua que se vuelca a la tierra“.

Ellos dicen que llovió 60 días con sus noches y que se ahogaron todas las cosas creadas, solo se mantuvieron algunos vestigios de los que fueron convertidos en piedras, como un monumento conmemorativo del evento y como un ejemplo para la posteridad, en los edificios de Pucará a 60 leguas del Cuzco.

Algunas de las naciones, además del Cuzco dijeron que solo unos pocos se habían salvado de esta oleada, dejando para un futuro descendientes y cada nación creo su especial fábula en la que se narra la salvación de su pueblo y la forma en que sus primeros antepasados se habían salvado de las aguas del diluvio. Continuará.

Image; flickr