Escrito por Tendenzias

Ritual celta para aliarnos con la naturaleza

La cultura celta veneraba la naturaleza otorgándole gran importancia. Y no sólo porque consideraban que tenía vida propia y así se dirigían a ella en sus ceremonias, sino porque eran los bosques los marcos perfectos para llevar a cabo sus rituales ancestrales. Los druidas, sacerdotes celtas, vivían rodeados de flora y de fauna y conocían todos y cada uno de los secretos de cada planta y de cada animal. Las velas también eran indispensables en sus ritos mágicos como, por ejemplo, en el que te exponemos a continuación.

Bosque mágico

En cada año nuevo, los druidas buscaban armonizar las fuerzas de la madre Naturaleza y para ello utilizaban velas moradas, miel y agua de rosas.

Para realizarlo has bañarte con miel y agua de rosas a las cuatro de la tarde del 27 de diciembre. Luego has de vestirte con una túnica que no sea negra e ir a algún sitio en el que la naturaleza te rodee. El 28 de diciembre hay que volver a repetir los pasos anteriores y, posteriormente, prender cuatro velas: una roja que simboliza el amor, una amarilla para la prosperidad, una azul para que la tranquilidad te acompañe y una verde para que las decisiones tomadas sean las correctas.

Al día siguiente, es decir el 29 de diciembre, toma otro baño como los anteriores y, cerrando los ojos, imagina que caminas por los bosques escoceses en busca de un jabalí, animal que para los celtas poseían una enorme carga mística. Debes cazarlo en tu mente pero sin utilizar arma de metal alguna, pues estropearía su aura. Cuando ya lo tengas bajo tu dominio, imagina que los pones al fuego producido por las cuatro velas de colores.

El ritual termina sobre las 10 de la mañana del día 29 de diciembre, cuando los druidas se sentaban con su familia a comer el jabalí tal y como estaba al cumplirse el plazo, sin importar si aún no estaba suficientemente cocinado.

Difícil es llevar hoy en día este ritual a la práctica, pero podemos concentrarnos y seguir sus pasos mentalmente. Deja que la paz te invada e intégrate con la Naturaleza. Y es que de vez en cuando resulta muy beneficioso recordar que somos más que estrés, trabajo y responsabilidades.

Esoterismos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos