Escrito por

Una torre en sueños

Si sueñas con una alta torre es que aspiras elevarte, ansias escalar puestos y sentir que estás por encima de donde estás colocado ahora mismo. Ahora bien, para poder interpretar este sueño has de recordar en que punto te encontrabas exactamente ante la torre… ¿la mirabas desde abajo sin moverte?, ¿subías ya por ella con cierto esfuerzo?, ¿o quizás ya habías alcanzado su cúspide y te sentías el amo del mundo?, ¿o allí arriba sentías que ya nadie podía tocarte o dañarte?.

Si la mirabas desde abajo, y te asombrabas de su imponente altura sintiéndote pequeño, tu sueño te revela que sientes cierto complejo ante tus propios deseo, ante aquello que te gustaría conseguir en la vida. Piensa entonces que la torre se ha puesto ante ti precisamente para ser escalada, conquistada y que es más que probable que al menos intentarlo merezca la pena. Ahora bien, también debes plantearte si querer alcanzar su cúspide no implica también un ansia de aislamiento, de soledad. En este caso lo que intentas no es progresar, sino huir de tu realidad.

Si, por otra parte, te encuentras ya subiendo por ella, intentando llegar a lo más alto, (donde por cierto esperas disfrutar del sentimiento de saberte vencedor), es que te encuentras tan absorbido por la lucha diaria que sigues peleando y esforzándote aún cuando estás dormido y, se supone, relajado y desconectado de las tensiones diarias. Mi consejo en este caso es que intentes descansar de vez en cuando o el agotamiento terminará por detenerte y tus proyectos pueden no salir tan bien como esperas.

Ahora bien, si no te cuesta nada subir, bien porque la torre no es muy alta, bien porque encuentras especialmente fácil su ascenso, tu subconsciente quiere decirte que esa preocupación que ahora mismo tienes terminará quedando en poca cosa y las cosas irán bien.

Eso si, un consejo, llegar a lo más alto de la torre sólo es importante si compartimos nuestros logros. No te encierres en ella y mires sólo al cielo, o corres el riesgo de convertirte en un ermitaño.