-    Escrito por gon

Conducir en sueños

Si nos vemos conduciendo en nuestros sueños representa nuestra capacidad para manejar nuestra vida, que poseemos el control, que somos nosotros los que decidimos la dirección que tomamos.

Y es que soñar que vamos montados en un coche tiene que ver con nuestra manera de encarar la vida y nuestros pasos por el mundo. Así, como antes hemos comentado, eres tú el que conduce es porque te sientes dueño de tus actos y disfrutas con ello.

Si, por el contrario, el que conduce es otra persona, la interpretación debe ser que te dejas llevar y que prefieres que sean los demás los que decidan por ti.

Conducir

Otro sueño dentro de un coche que suele ser habitual es el de vernos sentados en el asiento de atrás mientras el coche avanza solo, sin control alguno. Intentamos entonces coger el volante y dirigir el auto, pero nos cuesta grandes esfuerzos. Muchas veces transcurre todo el sueño sin que podamos pararlo, aunque vamos esquivando obstáculos sin saber muy bien cómo. Evidentemente, ésto es un claro reflejo de inseguridad y de agobio ante la responsabilidad: sabemos como manejar el vehículo, pero no estamos ni bien colocados ni conseguimos mantener la templanza ante la tensión de los problemas que van surgiendo.

¿Qué ocurre si el coche sabemos que no es nuestro?… En este caso podemos deducir que sentimos que estamos viviendo los sueños o frustraciones de los demás como nuestras, olvidándonos de nosotros mismos. Si somos nosotros los que llevamos a otros a pasear en nuestro automóvil, es que deseamos que compartan nuestra vida, y nuestros sueños, con nosotros.