Escrito por

Santas: Santa Rita de Cascia

Santa Rita fue una mujer ejemplar que nació en 1381 en Cascia, Italia, y que supo conservar sus principios religiosos hasta el final de sus días. Santa Rita sirvió a Dios en todas las épocas de su vida, hasta en las más desgraciadas.

Santa Rita de Cascia

Santa Rita se casó muy joven con Pablo Fernando, hombre de carácter violento que la maltrató durante la primera etapa del matrimonio. Se cuenta que la llegada de los hijos y la devota paciencia y fe de su esposa lograron que el padre de familia se transformara en un ser amable y dedicado a amar a los suyos.

Pero he aquí que quiso el destino que tan entregada esposa y madre se quedara viuda con dos niños pequeños tras el asesinato de Pablo Fernando. Una vez más sus creencias religiosas y su entrega a Cristo la ayudan a superar este trago y llega, incluso, a perdonar a los delincuentes que tan precozmente han quitado la vida a su marido. Sus dos hijos tienen entonces unos diez u once años.

No mucho después mueren también sus dos tesoros y Santa Rita se queda sola en el mundo. Tras no pocas dificultades, consigue por fin ingresar en el convento de las Agustinas de Cascia, en 1417, donde posteriormente maravillará a todas por su capacidad para obrar milagros. Se dice, por ejemplo, que estando enferma en pleno invierno, pidió a una de las hermanas que le trajera una rosa que estaba floreciendo en el jardín. Y allí fue ésta para complacer pero convencida de que sólo deliraba. Su sorpresa fue mayúscula cuando descubrió no sólo una hermosa rosa recién florecida sino también dos higos maduros listos para comer.

Durante sus últimos años sufrió llena de agradecimiento la aparición de un estigma en su frente, se cree que una espina de la corona de Jesús, que dicen que resplandecía en el momento de su muerte el 22 de mayo de 1457.

Cuando se iba a proceder a su exhumación para ser beatificada en 1628 descubrieron que su cuerpo estaba incorrupto. El 24 de mayo de 1900 fue canonizada. Aún hoy se pueden ver sus restos mortales expuestos en la Basílica de Cascia.

Santa Rita de Cascia

Santa Rita ha pasado a la historia de la humanidad como la Patrona de los Imposibles. A ella se le piden las cosas que más cuestan conseguir y lo que uno siente que de otra forma no es posible. También puedes encomendarte a ella si necesitas perdonar y sentir de nuevo afecto por alguien que te ha hecho daño. Simplemente concéntrate en ella y ruégale con sincera devoción.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos