Escrito por

Una espada en nuestros sueños

Su simbolismo más definido se basa en el poder y el valor, como una herramienta, más que un arma, representando en la antigüedad, el alma del guerrero, una extensión de su cuerpo, forjadora de su voluntad y del respeto, un medio a través de la cual se construían los destinos.

Empuñar una espada en nuestros sueño nos indica, que tenemos la capacidad de dominar la situación o eventos por los cuales nos encontremos atravesando, el liderazgo se encuentra en nuestras manos (posición social), por ello debemos tener confianza, ante los retos que la vida nos presente.

Visualizar una espada y una balanza, define una necesidad de justicia, que deberemos impartir si nos encontramos en la escena, a la inversa si no estamos en ella, podemos esperar que nos juzguen y con rigor, por alguna acción u acto erróneo de nuestra parte hacia los demás.

Cuando solo podemos ver la empuñadura de la espada, forma una cruz, por lo tanto es la justicia divina la que se hace presente, nuestra espiritualidad será puesta a prueba.

Si la llevamos en nuestra espalda, nos indica que debemos protegernos de una traición, que se esta gestando o a punto de realizarse.

Verla en el suelo, es una reflexión que debemos realizar en cuanto al camino que debemos elegir, dándonos a entender que las agresiones o la violencia para con los demás, referida a nuestras decisiones o nuestros dichos hacia ellos, no es el camino correcto.

Al ser muy pesada y no poder manejarla, se refiere a las presiones que nos encontremos sobrellevando, las cuales nos superan, trabando nuestro desarrollo o evolución, pudiendo definir una falla en nuestra voluntad o carácter, que debamos fortalecer.

A nivel sexual la hoja representa el aspecto masculino y la vaina el femenino, el Yin y el Yang o el equilibrio natural, visualizarlas por separado, nos va a representar un encuentro con el sexo correspondiente.

Image: flickr