Escrito por

El ascendente, nosotros ante los demás

En el mundo de la astrología tiene importancia no sólo el signo que rige tu nacimiento, ese en el cual se encontraba tu Sol Natal al nacer, sino también aquel que se encontraba en el horizonte en dicho momento. Hablamos del Ascendente.

El signo solar nos revela como somos por dentro, como es nuestra personalidad y nuestro carácter. El Ascendente, por su parte, es lo que mostramos a los demás, la imagen que queremos que de nosotros vean y conozcan, estando relacionado no sólo con nuestra forma de ser y expresarnos, sino también con nuestra apariencia física. Por ejemplo, si eres Géminis con ascendente Virgo, serás desordenada por naturaleza, pero no te gustarán que los demás se den cuenta, así que si sabes que vienen a visitarte no pararás hasta parecer como la perfecta Virgo, ordenada y organizada.

Para calcular el Ascendente, es necesario conocer con exactitud tu fecha y hora de nacimiento, así como el lugar, ciudad o al menos país, en que tuvo lugar:

Ascendente Aries: Aporta espontaneidad y fuerza, aunque también agresividad al signo que acompañe.

Ascendente Tauro: Resulta beneficioso si eres pesimista por naturaleza, pues Tauro es soñador y tozudo en sus propósitos. Te hace muy resistente fisicamente y sufrir cierta tendencia a la obesidad.

Ascendente Géminis: Te ayuda a ser más comunicativo, pero también indeciso, siempre dudando entre seguir a la razón o al corazón. Si tienes este ascendente, sentirás gran necesidad de desahogar tus emociones.

Ascendente Cáncer: Te vuelve tremendamente emotivo, lo que, por otra parte, puede repercutir negativamente en tu salud.

Ascendente Leo: El signo de Leo proporciona brillantez, vigor, tenacidad y vanidad. Te encantará sobresalir entre los demás.

Ascendente Virgo: Vuelve frágil y delicado al signo que acompañe. Llegas a sentirte tan mal con cualquier crítica o contratiempo que incluso tu cuerpo se resiente.

Ascendente Libra: Los que tienen este signo en el ascendente buscan el placer, disfrutar de las cosas buenas de la vida y les molesta tener que preocuparse por los contratiempos diarios.

Ascendente Escorpio: Sienten la necesidad de encontrar un equilibrio y basan su búsqueda en encontrar la causa de todo. Eso si, tiene tanta energía que es propenso a los excesos, por lo que su salud, sobre todo en cuanto a los procesos digestivos se refiere, se verá perjudicada.

Ascendente Sagitario: Confiere idealismo al signo solar. También le regala imaginación y talento artístico.

Ascendente Capricornio: Si tu signo principal es activo, como Leo por ejemplo, puede reducir tu capacidad de acción pero no es este el peor de los casos. Si tu signo es ya de por sí pasivo, como Tauro, puede llevarte a la depresión. En general, te sientes limitado y poco comunicativo.

Ascendente Acuario: Te ayuda a ser generoso y sociable, pero también algo inconsciente. Aunque por otro lado, dicha inconsciencia le ayuda a superar las realidades más crueles y a sobrevivir.

Ascendente Piscis: Te encantarán la magia y las ciencias ocultas, a las que acudirás para encontrar respuesta a tus dudas más profundas. Intenta limitar su uso o dependerás totalmente de ellas. Por otra parte, Piscis como ascendente modera cualquier signo al que acompañe pues necesita. seguridad para continuar.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos