El significado de soñar con velas (según el color)

Posiblemente no haya nada más bonito, acogedor y cálido que la llama de una vela encendida, sobre todo en las tardes más otoñales o invernales. Y como ocurre con todos los fuegos, la llama de una vela puede simbolizar la existencia de una fuerza vital, o nuestro propio espíritu eterno. Las velas poseen un papel […]
Consulta gratis tu horóscopo de hoy

Posiblemente no haya nada más bonito, acogedor y cálido que la llama de una vela encendida, sobre todo en las tardes más otoñales o invernales. Y como ocurre con todos los fuegos, la llama de una vela puede simbolizar la existencia de una fuerza vital, o nuestro propio espíritu eterno. Las velas poseen un papel muy especial en nuestras vidas, por lo que su simbolismo es, por lo general, también bastante único. Por tanto, ¿qué puede significar soñar con una vela? ¿Cómo interpretar el sueño si vemos velas encendidas de un color determinado? Te descubrimos en esta ocasión cuál es el significado de soñar con una vela, y a su vez, cuál es el significado de soñar con velas en función del color que éstas puedan tener en nuestro sueño.

El significado de soñar con velas (según el color)

Soñar con una única vela que brilla en medio de la oscuridad puede convertirse en un profundo símbolo de esperanza. Se convierte, de hecho, en una sola fuente de luz en medio de un mundo lleno de oscuridad. Mientras que, si soñamos con que en el sueño aparecen muchas velas encendidas (como cuando ponemos las velas en una tarta de cumpleaños o encendemos velas para una ceremonia especial), podría ser un signo o símbolo de celebración.

Así, a medida que las velas se queman, también podrían simbolizar el paso del tiempo, y no solo el paso del tiempo en sí, sino el paso de nuestras propias vidas. Por este motivo, muchos expertos coinciden en señalar que, las velas en los sueños pueden simbolizar nuestra propia mortalidad y nuestra propia vida; la cual, es cierto, puede acabar en cualquier momento, pero las velas en definitiva pueden representar nuestra naturaleza espiritual eterna.

Nos animan, por ejemplo, a la hora de tener esperanza. A creer a pesar de que algunas “sombras oscuras” puedan estar invadiendo nuestra vida. Además, debido a que la luz de una vela puede ser ciertamente fugaz, también nos ayudan a recordar la fragilidad de la existencia humana, pero también el increíble poder de nuestra conexión con lo divino, para sanarnos y restaurarnos.

Ver una vela encendida con una llama calmada y constante puede representar la buena suerte y la esperanza, las cuales podrían llegar en cantidades pequeñas pero igualmente constantes. Así, en lugar de ganar una fortuna inesperada, podremos celebrar y regocijarnos en pequeñas cantidades.

Pero como ocurre con la mayoría de los sueños, su significado e interpretación puede variar enormemente en función de diferentes aspectos, como: qué hacíamos en el sueño, cómo estaba la llama de la vela, si la encendíamos o la apagábamos… incluso el color de esta. Así, si soñamos que encendíamos una vela podría sugerir que estamos en el camino de buscar la verdad. Estamos en el camino de intentar ser más conscientes de quiénes somos, en el camino del intelecto y de la iluminación. Si, por el contrario, intentamos encenderla pero no podemos porque la mecha estaba mojada quizá podría sugerir que estamos afligidos por ciertos problemas pasados. Es como si los estuviéramos negando y no fuéramos capaces de aceptar los resultados de los mismos.

Si, por otro lado, soñamos que intentamos encender la vela pero alguna influencia externa lo impide (como por ejemplo podría ser el caso del viento), podría sugerir que estamos atravesando algunas dificultades espirituales, que tenemos ciertas dificultades para poder encontrar nuestro propio camino.

Sin embargo, si soñamos que apagábamos la vela quizá podría significar que estamos entregando un aspecto importante de nosotros mismos. O, bien, que ha acabado una etapa y que, pronto, comenzaremos otra.

Si lo que soñamos es que compramos una vela, o varias, quizá podría estar sugiriendo que deberíamos dedicar tiempo y esfuerzo en invertir en nuestro intelecto, así como en nuestra propia espiritualidad. Quizá pueda ser útil leer algún libro para mejorar nuestra capacidad de pensamiento, y aumentar nuestro crecimiento personal.

El simbolismo de soñar con velas

El significado de nuestro sueño según el color de las velas

Si soñamos con muchas velas encendidas, y que están ardiendo en llamas de diferentes colores, podría reflejar que, en realidad, estamos llevando a cabo demasiadas actividades en nuestra vida. Por tanto, podría ser una señal de advertencia de que deberíamos reducir la velocidad, tomarnos un respiro, y volver a enfocarnos en lo verdaderamente importante antes de continuar.

Además, en función del color que tenga la vela en nuestro sueño, su significado e interpretación podría ser bien diferente. Toma nota:

  • Soñar con velas blancas. Las velas blancas en sueños representan nuestra guía espiritual. Que nos encontramos durante el viaje de nuestra vida, y podría indicar además que nos encontramos por un buen camino.
  • Soñar con velas negras. Si se trata de una vela de color negro, o una llama más bien oscura, podría ser una señal de conflicto. Significa lo desconocido, lo misterioso. Por tanto, es mejor considerar el contexto del sueño, y nuestro entorno, para poder hacernos una mejor idea. Quizá podría sugerir que deberíamos explorar lo desconocido, lo misterioso.
  • Soñar con velas rojas. Ver una vela de color rojo simboliza una relación romántica o íntima. Quizá puede ser una señal de que no le estás dando a la relación una oportunidad justa, y debas volcarte más en ella.
  • Soñar con velas azules. Soñar con una vela azul puede representar que, en estos momentos, estás tranquilo/a contigo mismo. Es decir, representa la paz mental.
  • Soñar con velas verdes. Una vela verde es, por lo general, una señal de buen augurio, relacionado con la salud y con la vitalidad.

También te puede interesar