Escrito por

Iridología – qué es y cómo funciona el diagnóstico del iris

Los ojos han sido conocidos muchas veces, en el esoterismo y más allá de este, como las “Ventanas del Alma” y de alguna manera es cierto si tenemos en cuenta la iridología, que es  análisis exacto de la estructura del iris y como la pigmentación de este proporciona información sobre cada persona. Veamos por ello a continuació, todo sobre la Iridología – qué es y cómo funciona el diagnóstico del iris.

Iridología

Qué es la iridología

Iridología que es

Hay una multitud de factores que influyen en nuestra salud y personalidad, y muchos de estos factores se reflejan en el iris. Mira de cerca tus ojos en un espejo, y luego mira en el iris de los que te rodean. Descubrirás que existen muchos patrones diferentes de fibras y colores del iris. Como huellas dactilares o rostros, no hay dos exactamente iguales, y tampoco existen dos iris que sean iguales.

La estructura del iris es tan única que de hecho en la actualidad, nos podemos encontrar como el iris se utiliza para nuestra identificación en los cajeros automáticos y los aeropuertos o podemos encontrar móviles que necesitan de una comprobación del ojo ( o del iris) para que se desbloquee y lo podamos utilizar.

En qué se basa la iridología

La iridología se basa en el estudio científico del iris que es la parte coloreada del ojo. Al igual que las marcas en un mapa, el iris revela las condiciones fisiológicas, los riesgos psicológicos para la salud, los desafíos y / o las fortalezas de diversos órganos y rasgos de personalidad.

A través de la iridología podemos obtener una comprensión de tus condiciones de salud pasadas, presentes y potenciales evaluando los diversos sistemas del cuerpo. Además gracias a la iridología también podemos descubrir cuáles son las tendencias heredadas compuestas por acumulaciones tóxicas en varias partes del cuerpo.

Cómo funciona el diagnóstico del iris – iridología

Iridología como funciona

La ciencia de la iridología se basa en la analogía de una de las estructuras de tejido más complicadas de todo el cuerpo: el iris. 

Es un método mediante el cual el médico o el profesional de la salud puede decir, a partir de marcas o signos en el iris, la condición que refleja en lo que respecta a diversos órganos y sistemas del cuerpo. Estas marcas representan un cuadro detallado de la integridad del cuerpo; son potenciales constitucionales para saber cómo nos encontramos, y revela las áreas de congestión o acumulaciones tóxicas y las condiciones inherentes que estemos padeciendo.

Principios de la iridología

Los cuatro principios que forman las piedras angulares de la iridología son:

  1. La condición de los nervios
  2. La condición de la sangre y el sistema linfático
  3. Circulación adecuada
  4. Nutrición – calidad del descanso, respiración – estado mental

La naturaleza nos ha proporcionado una inestimable visión del estado vital de la salud del cuerpo al transmitir esta información al ojo.

Los procedimientos que se hacen mediante pruebas de laboratorio practicados hoy en día, que no siempre son necesarios, son costosos, requieren mucho tiempo y, a menudo, son incómodos para el paciente. Con la iridología, tenemos una manera simple, indolora, económica y no invasiva de ver el cuerpo. Esto no quiere decir que debas excluir otras formas de análisis. Por el contrario, puede ser utilizado en conjunto con cualquier otro sistema de análisis o un diagnóstico que un profesional desee utilizar. De hecho, en la actualidad, estamos en la necesidad de medios precisos y menos complejos para analizar la condición de un paciente.

Por ello, los pacientes con afecciones crónicas se pueden controlar sin pruebas ni análisis, mediante el iris del ojo, aunque no está de más que esta ciencia sea una técnica que sirva para apoyar otros tratamientos.

La iridología da una visión esencial para el desarrollo de las enfermedades crónicas o la disminución de esa enfermedad o inflamación.

Cómo funciona

La iridología ofrece una perspectiva único al concepto y práctica de la atención preventiva de la salud. Se trata de un procedimiento de diagnóstico no invasivo, comúnmente utilizado por los profesionales europeos y puede ser útil en la detección de las condiciones existentes, así como las debilidades genéticas heredadas. Se sabe que aproximadamente 300 mil nervios del cuerpo hacen su camino hacia el iris de modo que será bueno su análisis.

A partir de los resultados de una evaluación inicial de la iridología, se desarrolla un plan personalizado para orientar tus necesidades únicas que ayuda a restaurar el equilibrio y promover un nivel óptimo de salud y bienestar.

Debido a que la iridología es una técnica de evaluación, por sí sola no puede ofrecer soluciones. Esta tecnica funciona cuando se combina con una disciplina formal como la nutrición para ofrecer un nivel más complejo, completo y detallado de los resultados que se obtienen tras analizar el iris.

Historia de la iridología

Iridología historia

La investigación de la iridología comenzó en 1670 cuando el Dr. Philippus Meyens publicó un documento que describía los ojos de sus pacientes cuando se enfermaban o resultaban heridos. También anotaba los cambios que se reflejaban en los ojos después de la curación y fue capaz de vincular puntos en el iris a partes específicas del cuerpo.

Al observar el ojo, finalmente fue capaz de identificar las áreas en el cuerpo que se muestran en el ojo mucho antes de que los síntomas físicos se manifiesten. 

Mientras que los ojos han sido un foco en las civilizaciones a través de las edades, la iridología moderna comenzó hace poco más de 100 años. A finales de 1800, un médico de Hungría y otro de Suecia comenzaron a observar los ojos y a organizar sus hallazgos. Este proceso de observación y correlación fue lento, pero estableció una base sobre la que otros pudieron construir.

El primer libro sobre iidología fue publicado por un médico austriaco que emigró a América. Fue impreso en 1904. Esto fue seguido por las obras de médicos orientados hacia la naturopatía que trabajabam con una amplificación limitada para observar el ojo y un equipo de fotografía, de modo que podemos decir que el progreso en este campo fue bastante difícil.

En Europa, el clima político y económico diferente al del resto del mundo creó un ambiente que ha permitido que la Iridología (y otras prácticas de medicina natural) hayan podido evolucionar mucho más que en el resto de países de fuera de nuestro continente. De hecho, ha sido en Europa donde ha llevado a cabo una extensa investigación y la iridología se acepta actualmente como un valioso enfoque de atención preventiva de la salud.

Críticas a la iridología

Críticas a la iridología

Ya hemos hablado de todo lo que nos puede aportar la iridología, aunque también es cierto que existen muchas voces contrarias a esta técnica.

Si lo pensamos, la iridología, aparentemente, solo puede discernir aquellas cosas que no pueden ser verificadas o falsificadas. Por ello, para muchos especialistas deriva en una lectura médica fría, similar a lo que hace un mentalista para crear la ilusión de leer la mente o poderes psíquicos. 

Mientras “lee” el iris, el iridólogo puede preguntar acerca de ciertos problemas de salud que al estar presentes, se usan para validar la iridología. De modo que podemos decir que de alguna manera, es un excelente ejemplo de pseudociencia en medicina, que muestra muchas de las características principales. Para aquellos que critican la iridiología, esta fue inventada por un individuo basado en una sola observación, siguiendo una noción pre-científica de biología: el modelo de homúnculo.

Por otro lado, y aunque otros muchos le den veracidad, es evidente que la iridología carece de cualquier base en anatomía, fisiología o cualquier otra ciencia básica. Además, no se basa en principios científicos generalmente aceptados, y no hay evidencia de que sus métodos sean eficaces para detectar o tratar la enfermedad humana, de modo que es susceptible de ser algo factible para aquel que se somete a su tratamiento.

Iridología mapa del ojo

De todos modos, está claro que dado que tanto se habla de ella como una técnica que analiza las enfermedades a través del iris, se puede considerar también la iridiología como una especie de “mapa del ojo”.

De hecho, se consideran 2 mapas de iridología del ojo según lo definen distintos iridólogos reconocidos.

Esta es la Iridología del ojo izquierdo:

Esta es la Iridología del ojo derecho:

Como ya hemos explicado, el iris es el equivalente a las huellas dactilares y de hecho, no existen dos iris que sean iguales. En el iris se pueden encontrar terminaciones nerviosas que se conectan a todos los tejidos del cuerpo mediante el cerebro y el sistema nervioso. De este modo, cada parte del iris está relacionado con los diferentes órganos del cuerpo y su representación gráfica, como vemos arriba, se conoce como el  mapa iridológico.

De este modo, podemos ver como el iris de cada ojo se divide en varios campos, que serían terminaciones nerviosas y como cada una de ellas, está relacionada o bien con una parte de nuestro cuerpo o con un órgano.

Los profesionales de la iridología dividen el ojo y el iris en doce sectores de modo que les sea más fácil identificar cada uno de ellos con un órgano o parte del cuerpo.

De este modo, podemos encontrar estos doce sectores conectados a partir del iris, con nuestro cuerpo

  • Sector 1: donde se ubica cerebro, cerebelo y oído.
  • Sector 2: donde se está el  bulbo, hipófisis, laringe e hipolaringe.
  • Sector 3: el sector para el esófago, tiroides, brazo y hombro.
  • Sector 4: el sector de seno, pulmón, bronquios y costillas.
  • Sector 5: el sector central, donde está el estómago.
  • Sector 6: pegado a este sector el sector del hígado, vejiga y colon.
  • Sector 7: donde encontramos apéndice, riñones y glándulas suprarrenales.
  • Sector 8: aquí tenemos ubicado útero o próstata, ovarios o testículos.
  • Sector 9: el sector para la vejiga y pelvis.
  • Sector 10: el sector de piel y mucosas.
  • Sector 11: uno importante, el de la sangre.
  • Sector 12: el sistema linfático y fibroligamentario se representan en este sector.

Podemos decir que el color del ojo, o del iris también influirá en la iridología. De este modo:

Los iris claros (azules, grises, etc.) pueden presentar problemas de linfático puro, neurogénico, hidrogenoide, de orina ácida y de debilidad en el tejido conjuntivo
Los iris marrones, son un iris del tipo hematógeno puro y tetánico larvado

Los iris que presentan pigmentación débil sobre base azulada tienen una tendencia constitucional de los iris puros, en ocasiones similares a la de los iris azules.

Qué demuestra la iridología

Qué demuestra la iridología

Hemos explicado, y con ello comprobado que la iridología es una técnica o medicina alternativa a través de la cuál determinar si existe un fallo con alguno de los órganos de nuestro cuerpo. Muchos especialistas o médicos opinan que no es determinante el iris de un ojo para diagnosticar una enfermedad, pero lo cierto es que dependiendo de cómo sea su color, sí ha habido algún tipo de cambio o modificación sí que puede que demuestre que algo pasa con nuestro organismo.

Cualquier especialista en iridología, se va a dedicar a observar al detalle nuestro ojo, y si el iris cuenta con cualquier tipo de coloración como por ejemplo que se produzca un cambios de coloración, que se den alteraciones del tejido, que se produzcan surcos, relieves, surcos o bandas.

Con ello, es capaz de averiguar si quizás estemos pasando por una fase en la que un órgano de nuestro cuerpo está fallando o quizás estamos enfermos. Puede que para muchas personas no demuestren nada, pero en ocasiones los diagnósticos del iris han derivado en que podamos hacer un diagnóstico del órgano que en teoría tenemos enfermo y determinar que sí que nos pasa algo.

Por otro lado la iridología sí que puede demostrar la susceptibilidad de un paciente hacia ciertas enfermedades,de la misma manera que puede servir para ver qué enfermedades ha sufrido en el pasado.

Qué no demuestra la iridología

Qué no demuestra la iridología

Lo qué no puede demostrar la iridología sin embargo, es que realmente estemos enfermos o tengamos un fallo en cualquiera de nuestros órganos, dado que su diagnóstico nunca puede ser tomado como algo determinante, es decir, como algo definitivo.

La iridología no te va a demostrar tampoco que un paciente vaya a sufrir una enfermedad, pero sabiendo el antecedente o historial médico sí que puede determinar si de alguna manera somos susceptibles de volver a padecer esa dolencia.

Cómo puede ayudar la iridología

Cómo puede ayudar la iridología

Entonces ¿de qué modo nos puede ayudar esta alternativa a la medicina más tradicional? porque está claro que no puede determinar enfermedades de un modo definitivo, aunque sí que puede ayudarnos con cualquier signo significativo que marque que nuestro iris ha cambiado, porque será indicativo de que algo nos pasa.

Recordemos que es un método mediante el cual el médico o el profesional de la salud pueden decir, a partir de marcas o signos en el iris, la condición refleja de varios órganos y sistemas del cuerpo. Estas marcas representan una imagen detallada de la integridad del cuerpo; son potenciales constitucionales, áreas de congestión o acumulaciones tóxicas y desafíos y regalos inherentes.

Los cuatro principios que forman las piedras angulares de la iridología son:

  1. La condición de los nervios
  2. El estado de la sangre y el sistema linfático.
  3. Circulación adecuada
  4. Nutrición – calidad de descanso, respiración – estado mental

De este modo, podemos fijarnos en el iris para buscar estos cuatro principios y comprobar cuál es su estado.

Artículo de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos