Seres de luz y guías: Qué son y tipos

Esoterismos.com
Consulta gratis tu horóscopo de hoy

Para muchas personas, los seres de luz o guías espirituales son entidades que elegimos o son ayudantes que se nos asignan antes del nacimiento, pero a veces es complicado entender cómo se producen o qué tipos son exactamente. Veamos a continuación toda la información sobre Seres de luz y guías: Qué son y tipos.

Qué son los seres de luz o guías espirituales

Los seres de luz o guías espirituales pueden ser interpretados como seres espirituales que nos guían a lo largo de nuestras vidas. Seres que no tienen un cuerpo físico, y que tampoco se han formado del todo, de modo que a través de la guía que nos ofrecen, se van formando. Es por ello que nunca juzgan y tampoco nos miran desde las alturas, sino que en realidad, nos acompañan para cuidar de nosotros (algo similar a un ángel de la guarda), y llevarnos hacia una mayor claridad, libertad, alegría y paz.

Los seres de luz  ayudan particularmente a las personas a moverse a través de áreas traumáticas de la vida como la muerte, la pérdida y el dolor. Los seres de luz son llamados así debido a su tendencia a aparecer brillantes o llenos de luz.

A diferencia de nuestros ángeles guardianes que nos protegen, los seres de luz o guías espirituales están interesados ​​principalmente en nuestro crecimiento espiritual y están disponibles para nosotros cuando estamos buscando consejo. En cierto sentido, actúan como mentores, ya que ya han dominado muchas de las lecciones dolorosas de la vida y, a su vez, nos ayudan a superar experiencias similares.

Aquellos que deseen poder conectar con sus seres de luz o guías espirituales, deben tener una mente abierta que les permita poder estar atento a las señales. Por lo tanto, presta especial atención a las sensaciones corporales particulares, como: sentir que te acarician dulcemente la cabeza, un hombro, un brazo o una pierna, sentirse envuelto en un abrazo invisible y amoroso, sentir una burbuja energética de protección en todo el cuerpo, ver con el rabillo de un ojo una silueta, pero cuando se vuelve a mirar no hay nadie, observar puntos de luz blanca o presencias, recibir ideas innovadoras, sentirse animado, tener el impulso de decir algo o no ir a algún lugar. Ten en cuenta los encuentros afortunados, la fortuna repentina, la sincronicidad milagrosa … hay innumerables formas en que estas entidades se comunican con nosotros y mucho depende de nuestro carácter y situación personal. No hay una manera correcta o incorrecta de comunicarse con estas dimensiones, solo tenemos que saber recibir su energía.

Origen de los seres de luz o guías espirituales

Según la historia, la humanidad ha sabido acerca de las guías espirituales durante milenios. En las culturas antiguas e indígenas, se sabe que los sacerdotes y chamanes entran en un estado de trance profundo y piden ayuda a los espíritus. El antiguo filósofo griego Sócrates (469–399 aC) tenía una guía única llamada Daimon con la que estaba en contacto constante y le ofrecía sabios consejos y protección.

Por otro lado, los seres de luz y guías espirituales se han relacionado siempre mucho con las tribus indias americanas que tienen la creencia de que todos tenemos 9 animales espirituales que nos representan y que, a lo largo de nuestra vida nos van guiando.

Estos guías espirituales y / o animales de poder, entran y salen de nuestras vidas dependiendo de la dirección hacia la que nos dirigimos y las tareas que deben completarse a lo largo de nuestro viaje.

Estas creencias de las tribus indígenas explican además que nuestro guía está contigo de por vida, tanto en el mundo físico como en el espiritual. Aunque las personas pueden identificarse con diferentes guías de animales a lo largo de sus vidas. Con estos guías, se comparte una conexión, ya sea a través del interés en el animal, las características, los sueños u otra interacción.

A todo lo dicho tenemos que añadir la creencia de otro origen para los seres de luz, ya que algunas personas tienen la creencia que su origen está en que son seres avanzados que se originan en estrellas y galaxias muy distantes, cuya misión es ayudar a la Tierra a entrar en la Edad de Oro. Son almas altamente evolucionadas con una cantidad insondable de sabiduría que hibernan en su núcleo. Y aunque pueden provenir de una lejana galaxia, a años luz de distancia, han encontrado un nuevo hogar viviendo aquí en la Tierra y guiando a los terrestres a seguir adelante.

Algunos individuos se burlan de la idea de guías espirituales y afirman que no son nada más que el yo superior o la conciencia que proporciona la percepción. Esto puede ser parte del tiempo, pero los seres de luz y guías sí existen, y tenerlos a nuestra disposición es un gran recurso espiritual que, si se aprovecha, puede ser invaluable.

Características de los seres de luz o guías espirituales

Los seres de luz o guías espirituales tienen distintos orígenes y en realidad, pueden ser interpretados de distinto modo, así que sus características suelen ser bastante variadas, aunque de manera genérica podríamos enumerar las siguientes:

  1. Guían a otros a sus propios encuentros espirituales. Los seres de luz no marcan el camino con su luz de manera clara, sino que en realidad, de manera sutil nos van guiando de modo que nuestro espíritu se vaya elevando y alcance otro estado en el que podamos percibir su fuerza, aunque ni siquiera seamos consciente de ello.
  2. Llevan a otros a descubrir su propio propósito e identidad. Los seres de luz se caracterizan por una gran generosidad. Con su ayuda, los guías espirituales quieren que otros descubran completamente quiénes son y para qué están destinados.
  3. Llevan a otros a la transformación, no solo a la producción. Cuando la meta es el crecimiento espiritual y la salud, la producción siempre será un resultado natural. Las personas funcionan en su apogeo cuando funcionan fuera de la identidad.
  4. Impactan tu atmósfera. Si bien no podemos verlos claramente, los guias espirituales pueden cambiar la “temperatura” de una habitación, interacción o relación con su energía.
  5. Ayudan a las personas a ver cosas viejas de nuevas maneras. Muchas personas están estancadas no en sus circunstancias, sino en sus perspectivas y paradigmas. La palabra “arrepentirse” significa “pensar de manera diferente, o pensar de una manera diferente”. Con la ayuda de los guías espirituales, podemos cambiar las formas de pensar siempre precede al cambio significativo.

Tipos de guí­as espirituales

Tras lo dicho, será bueno añadir que en estos momentos, parece ser una tendencia común creer que los seres de luz o guías espirituales son principalmente animales o seres angelicales, pero esta es solo una pequeña dimensión de las muchas posibilidades que existen.

Lo cierto es que los seres de luz o guías espirituales pueden tener formas ilimitadas. Un guía espiritual podría ser fácilmente una suave ráfaga de aire que hace que los pelos de tu brazo se levanten, como podría ser una luz que ves de repente.

Hay muchas posibilidades, pero será bueno que desglosemos los principales “tipos”, “especies” de seres de luz o guías espirituales que podrías encontrar en tu camino. Recuerda, puedes tener más de uno.

Mitad hombre/mitad bestia

Aunque la mayoría de guías espirituales no tienen forma física o de hecho, son etéreos, muchas veces se manifiestan como mitad hombre / mujer y mitad animal. Los ejemplos incluyen: centauros, faunos,, sirenas, esfinges, hadas y minotauros. Muchas deidades también aparecen como guías espirituales, por ejemplo, Anubis (dios egipcio con cabeza de chacal), Ganesha (dios indio con cabeza de elefante), Ra (cabeza de halcón, cuerpo humano), etc…

Animales / Totems

Los animales son guías espirituales bien conocidos y han ganado mucha popularidad en los últimos años, quizás gracias a su accesibilidad en nuestra vida cotidiana. Algunas culturas antiguas, como los indígenas americanos y chinos tenían animales como representaciones sagradas de sus tribus o linajes. En estos días, los animales representan y reflejan los propios anhelos y necesidades internas de una persona, pasando del uso grupal a un uso más personal e individual en este día y edad.

Atenpasados

Las guías ancestrales son entidades que tienen algún tipo de conexión de sangre con nosotros y con nuestro linaje. Un guía espiritual podría ser un miembro de tu familia que haya fallecido recientemente (madre, padre, tía, abuelo) o un pariente muerto que tal vez nunca hayas conocido en tu vida. Los mensajes que traen nuestros antepasados ​​pueden ser hermosos y cambiar la vida.

Plantas

Los chamanes creen que el mundo y todo lo que hay en él está compuesto de energía viva y vibrante. Esto incluye las plantas. La ayahuasca, una infusión psicoactiva hecha de una vid que se encuentra comúnmente en el Perú, es una de las formas más conocidas de ponerse en contacto con los espíritus de la naturaleza. Curiosamente, la vid Banisteriopsis Caapi se conoce como “la vid de las almas”, y es común que todos los que la toman se sientan guiados por la planta hacia los reinos de la existencia interna y externa. Lo mismo puede decirse de muchas otras plantas psicoactivas (y plantas no psicoactivas). Las plantas pueden ser simbólicas, como en las tradiciones paganas que asocian ciertas cualidades con ciertas plantas, o experienciales, donde ingerir la planta estimula la expansión mental, física y emocional.

Dioses y diosas

Dioses y diosas han sido adorados, temidos y escritos desde el principio de los tiempos. Abarcan todas las culturas, tradiciones, religiones y partes del mundo. Los dioses y diosas comunes que sirven como guías espirituales incluyen a Atenea, Quan Yin, Apolo, Lakshmi, Lugh, Kali, Hathor, Horus, El hombre verde y Selene.

Maestros ascendidos

Los maestros ascendidos son seres que ya han vivido en esta tierra pero se han iluminado, despertado o han trascendido el ciclo de la reencarnación . Por lo tanto, los maestros ascendidos representan los últimos maestros y puertas de acceso a lo divino. Se dice que los maestros ascendidos, como todos los guías espirituales, enseñan a todas las personas que los llaman  a lograr una mayor integridad y armonía en la vida. Los ejemplos comunes incluyen Krishna, Jesús, Confucio, Kuthumi, Melquisedec, María la Madre de Jesús, Babaji, Gautama Buddha y muchos otros.

0.00 - 0 Votos

También te puede interesar