Escrito por Tendenzias

Ojo turco – Qué es, significado y simbolismo

Uno de los talismanes más utilizados en la historia es el ojo turco, también conocido como nazar, se considera un amuleto contra el mal de ojo y las malas energías. En Esoterismos vamos a analizar qué es el ojo turco, sus significados dependiendo de los colores y simbolismo.

ojo-turco-que-es

Ojo turco – Qué es

El nombre de ojo turco proviene de nazar boncuğu que significa abalorio de mal de ojo. El ojo turco es un abalorio que tiene forma de gota plana donde hay un ojo al que se le atribuyen poderes o fuerzas, por ello es utilizado como talismán y amuleto contra el mal de ojo.

ojo-turco-mal-de-ojo

Es muy común en Grecia y allí se conoce como el ojo griego y se utiliza contra la influencia negativa de la envidia, o mal de ojo. Según la tradición, en tiempos de Babilonia y Egipto, los malos sentimientos del ser humano se proyectaban a través de la parte más expresiva del cuerpo, los ojos.

La gente suele llevarlos en el cuerpo en pulseras, tobilleras, collares… también se suele colocar en la puerta de las casas y en el trabajo. Cada vez tiene más tirón ponerles a los bebés recién nacidos un ojo turco para protegerles.

ojo-turco-tipos

Los ojos turcos tienen suelen estar fabricados a mano con cristales de colores, los más comunes son negro o azul oscuro, azul claro, blanco y azul oscuro. Pero pueden variar de colores en función de la intención que lleve el amuleto.

Ojo turco – Significado en función de los colores

Cada color tiene un significado y aunque el ojo turco se utiliza como amuleto para combatir el mal de ojo, vamos a ver todos los significados que pueden tener en función del color del talismán.

ojo-turco-significado-colores

Ojo turco azul: es el símbolo del buen Karma, está asociado al agua y está vinculado con las buenas energías. Es el color más usado en el ojo turco.

Ojo turco azul claro: este color simboliza la verdad, está asociado con el color del cielo y nos proporciona toda la protección contra el mal de ojo.

Ojo turco rojo: el color rojo es el color del amor y la sangre, por tanto está relacionado con la energía, poder, pasión y deseo.

Ojo turco amarillo: simboliza la fuerza y la vitalidad, es el color del sol y se relaciona con el vigor físico y la salud.

Ojo turco verde: el verde, como todos sabemos es el color de la esperanza, por eso simboliza la esperanza y el crecimiento personal. Es el color de la naturaleza.

Ojo turco blanco: el blanco simboliza la inocencia y bondad. Está asociado con la luz y es el color de la limpieza, purificación, perfección y transforma las energías negativas en positivas.

Ojo turco morado: el morado simboliza el poder y la ambición. Es el color de la nobleza y se suele asociar con cualidades como la disgnidad, sabiduría, creatividad, inteligencia, magia y misterio.

Aunque el color más habitual es el azul, todos estos colores también se pueden combinar en un mismo ojo turco para conseguir aunar diferentes efectos o protección contra diferentes malos augurios. Porque se trata de un amuleto que encierra muchos poderes y mucho símbolismo en su diseño, como vemos en el punto siguiente.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Ojo turco – Simbolismo

El símbolo del ojo se asocia al sol, que es la fuente principal de luz. A lo largo de la historia se ha utilizado la forma de los ojos como amuletos para librarse de todo tipo de males y enfermedades.

ojo-turco-como-quitar-el-mal-de-ojo

El color estrella para el ojo turco es el azul y es que es el color del cielo y buen Karma, es decir, tiene muchas connotaciones positivas por lo que nos traerá buena suerte. Además del color, el ojo turco también tiene símbolos protectores para aumentar el poder del amuleto.

Los símbolos protectores que tiene el ojo turco son:

  1. Herraduras adornadas con ojos azules
  2. La mano de Fátima con ojo azul en el centro de la palma.
  3. Todos para combatir el mal de ojo que es la principal función del amuleto

Es decir, el ojo turco combina el ojo que ahuyenta los malos pensamientos y mantiene alejado el mal de ojo, y el color azul que es el símbolo de la buena suerte y el buen karma para los turcos.

Ojo turco – Para qué sirve

Como ya hemos explicado, el ojo turco es un amuleto que también se denomina nazar, y que suele estar construido a mano con cristales de diferentes colores, aunque el color que más predomina es el azul. La apariencia de estos cristales es parecida a las plumas de los extremos de la cola de los pavos reales, aunque los colores sean diferentes. Se podría definir como una especie de gota plana, decorada por unos círculos que a su vez pueden albergar otros círculos de otros tamaños y de diferentes colores.

Des hace mucho tiempo, el ojo turco se ha venido considerando en diversos lugares del mundo, principalmente en Turquía, como un amuleto que protege de los malos augurios y del mal de ojo. Por ello son muchas las personas en este país que tienen adornos de este tipo e su casa, o llevan pulseras o colgantes con el ojo turco, o incluso se lo tatúan en su cuerpo para ahuyenta para siempre las malas vibraciones.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Y es que el ojo turco no es un amuleto que se utilice para atraer la suerte, o para tener éxito en la vida o en el amor. En realidad lo que el ojo turco hace es proteger al que lo lleva o las estancias de las contaminaciones exteriores. Antiguamente se usaba principalmente contra una protección frente al mal de ojo, esto es, contra las posibles maldiciones que fueran lanzadas contra una persona. De esta manera se intentaba combatir estos males de ojo que imposibilitaban a la persona a encontrar trabajo, amor o salud.

En general, se suele usar también para protegerse de las malas vibraciones, de las personas que quieren hacernos daño, y de todos aquellos elementos externos que tratan de romper la unidad familiar o perturbar la tranquilidad personal.

Del mismo modo, el ojo turco no solo sirve para ahuyentar los malos augurios y las malas vibraciones de nuestro alrededor sino también para impedir que nuestras malas vibraciones y pensamientos afloren al exterior e influyan negativamente en los demás. Por ello también debe ser considerado como un símbolo de paz y comprensión entre las partes.

La forma en que el ojo turco logra su cometido es “distrayendo” la mirada de la persona, es decir, atrapando la mirada de aquel que nos quiere hacer daño, impidiendo que el mal de ojo entre por nuestros ojos. Si el ojo turco se deteriora, se suele decir que es porque está cumpliendo o ha cumplido ya con su objetivo y será necesario reemplazarlo por otro.

Ahora, ¿por qué se le denomina ojo turco? Se llama así, evidentemente, por la similitud con un ojo. En la cultura turca se cree que todas estas malas vibraciones provienen de los ojos de las personas, por lo que con este amuleto se capturan esos malos pensamientos y se evita que salgan al exterior.

Con los años, mucha gente, sobre todo en las culturas occidentales, también han empezado a usarlos con fines bastante distintos. Principalmente como complemento o producto de decoración, aunque sin tener en cuenta para nada sus propiedades como amuleto protector. En realidad no es algo de extrañar, ya que además de sus propiedades, el ojo turco o nazar es también un amuleto muy bonito.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Pero, ¿cual es el origen real del ojo turco? ¿Realmente fue en Turquía donde apareció por primera vez, o fue adaptado en su momento por el imperio otomano?

Origen del ojo turco

El ojo siempre ha sido un símbolo venerado en muchas culturas. Ha sido y es el representante de simbologías muy importantes en casi todas las religiones. Por ejemplo, en la religión cristiana se conoce a Dios como “el ojo que todo lo ve“, e incluso ya los egipcios representaban a su dios Ra como un ojo. Y es que el ojo representa algo así como un ente superior, que es capaz de observar y juzgar todo lo que hacemos.

Del mismo modo, en otras culturas se consideró que los ojos (de ahí la expresión mal de ojo) eran los conductos por los cuáles afloraban al exterior las energías negativas de las personas. Fue en la región de Anatolia donde se empezaron a ver por primera vez estos amuletos, lo que ahora se denomina Turquía. Y es precisamente en Turquía donde se siguen fabricando de forma artesanal, siendo uno de los máximos símbolos de su cultura. De hecho, era tradición ponerle a los recién nacidos este tipo de amuletos.

El origen concreto es difícil de determinar, ya que era un simbolismo ya utilizado por numerosos pueblos de las orillas del Mar Mediterráneo hace miles de años. Uno de os primeros documentos gráficos que se tienen de este ojo turco se encuentra en unas tablillas de arcilla con unos 5.000 años de antigüedad, y en algunos sepulcros reales del imperio turco.

Por otra parte, también hay otras teorías que abogan por un origen totalmente diferente del ojo turco. Hay quien sostiene que son consecuencia de la invasión de las regiones otomanas por los pueblos nórdicos. Sin embargo, es una visión con muy poco fundamento histórico. Estas teorías afirman que el ojo turco es una imitación de la amenaza que representaba para los pueblos turcos la invasión de los nórdicos. Por ello, el color azul es una alusión al color de ojos de esos pueblos bárbaros que representaban una amenaza en aquel momento.

También, desde hace siglos la influencia del imperio turco hizo que este amuleto también llegar a otros países. Por ejemplo, también es muy usado en Grecia, y de hecho, en algunos lugares se le conoce como el ojo griego en lugar del ojo turco.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

La realidad es que, aunque en occidente ya no se crea mucho en eso del mal de ojo, en Turquía, Grecia y la mayoría de países que hay desde ellos hasta China incluida, siguen teniendo bastante presente este tipo de supersticiones y cuenta con numerosos amuletos para ahuyentar los malos espíritus o las energías negativas, así como para atraer la buena suerte.

Como en muchos de estos amuletos, el poder el ojo turco también está cimentado en historias y leyendas con miles de años de antigüedad.

Leyenda del ojo turco

Las primeras leyendas acerca de la utilización del ojo turco se remontan a casi 5.000 años atrás, donde se han encontrado restos de este símbolo en tablillas de arcilla.

La leyenda que rodea a la creación de este símbolo varía según la fuentes, pero todas ellas tienen algo en común. La relación del ojo turco con el sol, una de las grandes deidades en muchas civilizaciones antiguas.

Así, el ojo era relacionado con el sol y con el conocimiento. De esta manera, los ojos se consideraban como la puerta de entrada a la mente y los pensamientos de otras personas. A través de los ojos, personas de fuera podían influir en uno mismo, a través de maleficios o males de ojo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

Precisamente, la existencia del mal de ojo es una creencia firmemente arraigada en Turquía y en otros países asiáticos como China. Por eso la leyenda dice que es necesario tener un ojo que devuelva las malas vibraciones a la persona que nos las ha enviado. Así es como surge el símbolo del ojo turco y cómo su leyenda ha seguido todavía hasta nuestros días.

Una de las leyendas turcas más antiguas que hacen referencia a un amuleto de este tipo es la que cuenta la historia de Nazar, un hombre famoso en su zona por estar aquejado de una terrible mala suerte. En ese momento había en Turquía un grave problema con una enorme roca en el mar, la cual no se podía mover ni con la ayuda de miles de hombres.

La leyenda dice que, ante la imposibilidad de hacer nada por mover la piedra, recurrieron a la única persona que les quedaba: Nacar. Este fue al lugar donde se encontraba la roca y, tras mirarla fijamente, exclamo: “¡Vaya roca grande!” En ese momento la roca se partió por la mitad y el problema quedó resuelto. Desde ese momento dice la leyenda turca que Nacar se libró de su mal y que la piedra se convirtió en el símbolo de la buena suerte,

Ya hemos dicho también que hay otras leyendas que hacen referencia a otros orígenes del ojo turco, como la invasión del imperio otomano por los pueblos nórdicos. En cualquier caso, su leyenda es imperecedera debido al apego que le tienen en muchos lugares de oriente.

Pero, ¿cómo se usa ahora el ojo turco? ¿Dónde se suele colocar para que tenga efecto?

Dónde se pone el ojo turco

loadInifniteAdd(infinite_adv_6);

El ojo turco es un elementos que protege de los males de ojo y las malas vibraciones que provienen del exterior. Y lo puede hacer de muchas maneras.

Por ejemplo, hay quien utiliza el ojo turco de una forma persona, como un amuleto. En esto casos el ojo turco se suele llevar en forma de abalorio, como puede ser un colgante, una cadena, una pulsera o unos pendientes.

También es muy frecuente que el ojo turco se utilice para proteger a toda la unidad familiar, y para preservarla de malas intenciones. Por este motivo también es bastante habitual colocar los ojos turcos en la entrada de las casas, o adornando diferentes estancias, para que su poder anulador se extienda por todo el hogar.

Sin embargo, se puede decir que el ojo turco se puede colocar prácticamente en cualquier sitio, así es frecuente verlo en tatuajes o prendas de ropa, o llevarlo en el bolso, colgado del espejo del coche, o en cualquier otro lugar.

Del mismo modo, en algunas culturas como la china o la turca, donde son especialmente supersticiosos, el ojo turco también se suele emplear combinado con otro tipo de amuletos, como pueden ser los dientes de lobo, las herraduras, etc.

Eso sí, para que el ojo turco mantenga su efectividad hay que tener en cuenta que se puede ir gastando. Para garantizar que mantiene su efecto es necesario limpiarlo de forma adecuada.

loadInifniteAdd(infinite_adv_7);

Cómo limpiar el ojo turco

Con el tiempo, el ojo turco puede presentar grietas y su estado puede irse deteriorando. Esto se suele considerar algo positivo e indicativo de que el ojo turco está haciendo su trabajo. El deterioro vendría dado precisamente por el daño que absorbe producto de las envidias y malas energías de los demás.

En cualquier caso, también hay algunas maneras de conseguir limpiar el ojo turco y conseguir que su poder se mantenga durante el mayor tiempo posible, hasta que llegue el momento de sustituirlo. La mayoría de limpiezas de amuletos contra el mal de ojo tienen que ver con los cuatro elementos: fuego, tierra, agua y aire. Si se quiere hacer una limpieza o carga completa, lo ideal es hacer un ritual completo. Sin embargo, hay otras formas más sencillas de hacerlo y que no necesitarán de un ritual completo.

Por ejemplo, podemos recurrir a uno de los elementos de la naturaleza, la tierra. Se puede cargar el amuleto enterrándolo unos días bajo la tierra. Por supuesto hay que enterrarlo curiosamente envuelto.

Siguiendo con los elementos de la madre tierra, también podemos recurrir al agua. Sin ir más lejos podemos limpiar el amuleto colocándolo bajo agua purificada o simplemente dejando que caiga sobre él agua de lluvia.

Por último, queremos recordar que las funciones del ojo turco dependen de sus colores (aunque mayoritariamente sean azules) y que es importante también el aspecto mental de la persona. Hay quien los lleva puestos por moda sin conocer su verdadero poder, y por esa misma razón su poder puede pasar desapercibido.

loadInifniteAdd(infinite_adv_8);

Seguro que ahora os preguntáis ¿si tenemos el mal de ojo qué podemos hacer? En el siguiente enlace encontraréis toda la información para quitaros el mal de ojo.

Cómo quitar el Mal de Ojo

Esoterismos.com

Newsletter