Escrito por Tendenzias

Cornalina, amuleto para las emociones

La cornalina, piedra semipreciosa de color rojo, que suele utilizarse como amuleto porque casi en todas las civilizaciones del mundo ha tenido su importancia, por sus cualidades curativas, espirituales y creativas. En Esoterismos vamos a analizar qué es la cornalina, su significado y por qué es el amuleto para las emociones.

cornalina-el-amuleto-de-las-emociones

Cornalina – Qué es y su significado

La cornalina o piedra de Sadoine o de la Meca es una piedra semipreciosa de un color rojizo, se llama así por su significado en latín, carne, por el color que tiene.

cornalina-que-es

Tiene su origen mitológico ya que es una piedra religiosa, que la diosa Isis utilizaba para proteger a los muertos en su viaje después de la muerte. También es el símbolo del apóstol Felipe (Éxodo XXVIII, 15-30) siendo una de las piedras del peto del juicio de Aaron.

El sello de Mahoma era una cornalina grabada engastada en un anillo de plata, hoy en día los budistas del Tibet, India y China creen en los poderes protectores de la piedra y llevan a la práctica la tradición de engastar la piedra con turquesa y lapislázuli para que su poder sea mayor.

Cornalina, amuleto para las emociones

Seguro que ahora os estáis preguntando ¿cuándo y por qué se utiliza la cornalina como amuleto para las emociones? Esta piedra preciosa se recomienda a personas con mala memoria, con la mente confundida por un bloqueo creativo, por ejemplo.

cornalina-amuleto

También dicen que es muy buena para aquellas parejas que quieren ser padres, es decir, es beneficiosa en el tratamiento de la fertilidad. Es un buen amuleto para las enfermedades o problemas leves de salud, os puede ayudar si sufrís el insomnio, calambres menstruales, reuma, asma, problemas digestivos, acné y psoriasis, en personas y animales.

También os pueden interesar saber Amuletos para la buena suerte:

Cornalina – Propiedades mágicas y terapéuticas

En este apartado vamos a tratar los poderes de la cornalina, la acción psíquica, emotiva, energética y los usos mágicos de la misma.

cornalina-amuleto-pulsera

Los poderes de la cornalina son seis, que son los siguientes:

  • Protección
  • Paz
  • Elocuencia
  • Curación
  • Coraje
  • Energía sexual

Ahora nos centramos en las acciones, la piedra tiene un uso en la acción psíquica, o sea, mejora la depresión espiritual y los sentimientos como celos o envidias. Es un buen calmante cuando nos alteramos, también favorece el desarrollo de la inteligencia.

Si hablamos de las emociones vemos que la piedra nos ayuda a tener confianza en nosotros mismos para afrontar la realidad y superar las adversidades con madurez. Se considera que es la piedra del equilibrio y la paz espiritual.

Es muy importante la acción energética ya que favorece la solución de los problemas estomacales que son producidos por la tensión. Su efecto es la dispersión.

Por último nos centramos en los usos mágicos, en los usos que cotidianamente se da a la cornalina. Sirve para calmar la ira, los celos y la envidia. La usan las personas tímidas y vergonzosas para estimular su valor para hablar en público.

Se utiliza en conjuros y hechizos relacionados con pensamientos negativos y mal de ojo y como amuleto que se coloca en casa como protección, es decir, protección contra tormentas y rayos, o lo que es lo mismo, contra encantamientos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Colocarlo en casa también ayuda a descansar bien, tener buenos sueños y evitar pesadillas y trastornos de salud durante el sueño. En la cama también se utiliza para estimular los impulsos sexuales.

Si lo colocamos en el collar de nuestra mascota también les ayudará a ellos, les protegerá de picaduras y mordeduras de otros animales.

Por tanto podemos decir que la piedra de la cornalina se usa para la protección, solucionar problemas de salud y mejorar situaciones emocionales mediante hechizos o rituales.

Pero, ¿de dónde proviene realmente la cornalina? ¿Qué pueblos o civilizaciones fueron los primeros en utilizarla?

Historia de la cornalina

La cornalina es un mineral que se ha venido empleando desde hace muchos años. Algunas de las primeras constancias de trabajos con este material datan de hace alrededor de 8.000 años.

Numerosas culturas y civilizaciones la han utilizado a lo largo de los tiempos. Por ejemplo, los romanos o los fenicios, así como los griegos, ya usaban ampliamente este mineral para la elaboración de gemas e incluso para la elaboración de sellos con los que se firmaban documentos oficiales.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Quizá hayan sido los egipcios los que le dieron en origen a la cornalina un significado simbólico más allá del mero decorativo. En la época del imperio egipcio se dice que era una de las piedras que portaba la diosa Isis cuando acompañaba a los difuntos al otro mundo. Las gemas y adornos de cornalina encontrados en el sepulcro del faraón Tutankamon refrendan estas teorías.

Asimismo, la cornalina es un mineral que tiene distintos significados para las diferentes religiones, pero en muchas de ellas cobra gran importancia. Ya desde los primeros tiempos del cristianismo esta piedra se usó para engarzar cruces y otros símbolos u objetos como barcos o peces, con el fin de proteger la pesca, por ejemplo. En otras religiones como el budismo también tiene una importancia esencial, ya que se la considera una de las 7 piedras fundamentales.

A lo largo de la historia, numerosos personajes muy importantes creyeron en las propiedades mágicas de la cornalina, como es el caso de Alfonso X el Sabio, quien la citaba como una piedra de sorprendentes características en un libro de recetas mágicas; también Napoleón, quien fiel a su superstición acostumbraba a llevar piedras de coralina en sus trajes,

En la actualidad es una piedra bastante utilizada para la fabricación de joyas, sobre todo por lo sencillo que resulta realizarle cortes en secciones transversales. Algunos de los principales yacimientos se encuentran en la India, Birmania, Brasil o Uruguay.

Etimología de la cornalina

El origen del nombre podría provenir del latín carocarnis, que significa carne, probablemente en alusión al color del mineral, aunque también podría tener otras connotaciones o raíces que se desconocen. También hay quien defiende que en lugar de carnis, podría provenir de cornu, esto es, cuerno.

También hay quien afirma que el término proviene de un vocablo persa, en concreto de sered, que hace alusión a un color rojo amarillento, probablemente relacionado también con el color de la piedra. Si ya nos venimos a tiempos más cercanos, el origen podría estar en el término francés cornaline.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Ya sabemos su significado. Ahora pasemos a ver cuáles son sus características y todo lo relacionado con su gemología.

Características de la cornalina

La cornalina es una piedra semipreciosa, que es bastante común en el mundo. Tiene una serie de características que le confieren unas propiedades especiales. Para hablar de estas características tenemos que hacer referencia a su gemología.

En primer lugar hay que citar que se trata de una variedad de la familia de las calcedonias traslúcidas, que suele caracterizarse por un color que va del anaranjado al rojo. Normalmente este color rojo se suele deber a una contaminación por óxido.

Su composición química sería SiO2, Y en la referente a su composición cristalina estaríamos hablando de un mineral de estructura hexagonal. La cornalina tiene una dureza aproximada de 6,5-7 en la escala de Mohs, por lo que su dureza es similar al de otras piedras como la piedra granate o la piedra lunar.

Cuidados de la cornalina

Además de como elemento decorativo, la cornalina ha sido utilizada en numerosas civilizaciones a lo largo de los tiempos por sus propiedades espirituales y curativas. Sin embargo, para que la cornalina, como piedra terapéutica, mantenga sus propiedades, también hay que brindarle ciertos cuidados.

Hay cuatro maneras principales de limpiar una gema terapéutica. Sea cual sea el método escogido, lo más recomendable es hacerlo unas dos o tres veces por semana.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

El primero de los cuidados con los que se pueden mantener los cuidados de la cornalina es limpiar la piedra con agua. Se debe dejar debajo del grifo durante alrededor de un minuto, alternando cada pocos segundos entre agua fría y caliente. Hay que tener cuidado de que el agua no llegue a estar demasiado caliente, o podría estropear la piedra con el tiempo.

El segundo método más habitual es dejar la gema durante, como mínimo, una hora, reposando en un poco de sal. El sal absorberá las malas energías que pudiera tener la piedra. Lo más recomendable es hacer estos tres o cuatro veces por semana, dejando la piedra en un lecho de sal durante toda la noche. Al cabo de dos o tres semanas hay que cambiar el sal, pues ya habrá absorbido todas las energías negativas que podía.

Otro de los elementos que nos pueden ayudar a limpiar nuestra piedra de malas energías son las plantas. Lo más recomendable es colocar la gema, el collar o el objeto que se desea limpiar al lado de una planta de interior que esté sana. Por supuesto ha de ser una planta natural, nada de plantas artificiales. En caso de que la piedra necesite una limpieza más profunda se puede dejar en el exterior, a los pies de un arbusto o un árbol de mayor tamaño. Se recomienda realizar este proceso unas dos veces por semana, incluso alguna en caso de que fuera necesario.

Por último, hay otro método que se puede combinar con algunos de los anteriores, y es exponer la piedra a los rayos solares. Para ello, se recomienda enjuagar previamente la piedra como describíamos antes. Se recomienda colocar la piedra en algún lugar exterior, en el que los rayos solares le incidan de forma directa. Por otro lado, si es cerca de alguna planta o árbol, todavía mejor. Hay que tener cuidado de no dejar el collar expuesto al sol durante más de 15 o 20 minutos. Podemos repetir este proceso durante una o dos veces por semana.

También te puede interesar:

Esoterismos.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos